top of page
nuevo logo trailorbrand.JPG
  • Facebook
  • Instagram

"This is us": Odio racial - Vespasiano


http://lhlupianes.blogspot.com.es/


Aquella noche sangrienta del día veintiocho de mayo del año del Covid19, difícilmente podrá ser olvidada por Randall Pearson...


Había viajado desde Filadelfia hasta Los Ángeles para comprobar personalmente la progresión de la maldita enfermedad que padece Rebecca. Durante los días que permaneció en el Centro de Rehabilitación Neurológica de la UCLA, acompañando a su madre adoptiva, Randall sintió la tremenda impotencia de no poder ayudarla y nuevamente aparecieron en su mente aquellos signos de ansiedad que le habían perseguido durante toda su vida. En esa ocasión debería ser fuerte y no mostrar ningún signo de debilidad, aunque el mundo se le vino encima cuando ella le dijo:


—Lo siento, no sé quién eres.


—¡Soy tu hijo, mamá!


—Cuando le escucho hablar siento que debería reconocerle, pero no es así. ¡Ni siquiera sé mi nombre! — Dijo secándose las lágrimas—. Ayúdeme a recordar quién soy. Me siento perdida.


—Eres la persona más buena del mundo, la mujer que ha infundido fuerza a toda nuestra familia.


—¿Se quedará un rato conmigo? — preguntó.


Él asintió con la cabeza. Ella buscó su mano tomándola con dulzura para apoyarla después en su regazo.


—¡Vamos mamá, salgamos a dar un paseo! Hoy es un día precioso —le dijo, ayudándola a levantarse de su asiento.


Aquellos días en el hospital, aislado por causa del virus, Randall estuvo prácticamente ausente del mundo, sin interesarse lo más mínimo por la actualidad política o la situación de la bolsa y a la vez preocupado por su ausencia en la empresa que dirige.


Mientras tanto, el día veinticinco de mayo, George Floyd había sido detenido por la policía después de que el empleado de una tienda lo denunciara por intentar pagar con un billete falso de 20 dólares. Cuatro agentes lo arrestaron y lo esposaron; uno de ellos lo mantuvo retenido en el suelo, arrodillándose sobre su cuellodurante más de ocho minutos, mientras gritaba: *"I can't breathe".


La muerte de este ciudadano negro provocó una oleada de indignación en todo el país. Las protestas empezaron aquella misma noche en Minneapolis al grito de: "I can't breathe".


En días sucesivos las condenas al racismo se extendieron por un centenar de ciudades. En Los Ángeles, las manifestaciones comenzaron de manera pacífica, pero a lo largo de la noche desembocaron en violentos disturbios y saqueos. Los que protestaban arrojaban toda clase de objetos contundentes, incluidos piedras y candados, contra los cristales de las comisarías de policías.


Para revertir aquella situación insostenible el gobernador dio órdenes de desplegar más 500 soldados de la Guardia Nacional mientras declaraba el estado de emergencia.

Cuando Randall se despidió de su madre para volver a Filadelfia, en Sepúlveda Boulevard el taxi en el que viajaba se vio interceptado por una multitud que había cortado la vía de acceso al aeropuerto, pero que ahora corría despavorida huyendo de los antidisturbios que cargaban contra ellos como si fueran a ganar una posición estratégica en una guerra imaginaria.


Apertrechados con fusiles lanza pelotas los policías caminaban detrás de aquellos cañones de agua. Querían impedir a toda costa que los miembros más radicales del Movimiento Black Lives Matter continuaran quemando contenedores y haciendo barricadas por las calles de la ciudad.


Ante la imposibilidad de continuar su camino y asustado por la virulencia de los que huían destrozando todo lo que encontraban a su paso, Randall decidió bajarse del taxi con la intención de refugiarse en la Iglesia Luterana de Westchester, cuando de repente se vio rodeado por varios militares que le sacudieron de lo lindo hasta verlo tirado en el suelo. Entonces decidieron ir a por otro ciudadano que por allí estuviera, manifestante o no, de preferencia negro.


Se levantó como pudo y volvió a intentar llegar hasta la iglesia; penosamente conseguía caminar entre aquella multitud que corría alocadamente de un lado para otro sin saber dónde guarecerse de las pelotas que a velocidad del rayo rebotaban contra el suelo con inusitada fuerza y que a veces impactaban en el cuerpo de algún ciudadano.


Faltarían escasos treinta metros para llegar a su objetivo cuando se percató de que eran muchas las personas que habían tenido la misma idea que él y luchaban desesperadamente, unos contra otros, para poder entrar en aquel recinto sagrado. Desencantado de poder refugiarse allí, sintiéndose impotente se arrodilló en suelo mirando las estrellas pidiendo al cielo misericordia. Después de esto Randall no recuerda nada más, una de aquellas pelotas le impactó en el rostro causándole la pérdida de un ojo.


*(¡No puedo respirar!)


135 visualizaciones23 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El mensaje de las 10 y 10 - Amadeo- (R)

VOLVER A RECOPILACIÓN MAYO, 2023 Al atardecer, mientras corre en el parque un solo kilómetro, por su edad de setenta y uno años, el sobrepeso y antecedentes de salud según la recomendación del médico,

EL DEMONIO BAJO LAS AGUAS - PROYMAN1- (R)

VOLVER A RECOPILACIÓN MAYO, 2023 Últimamente el agua de la zona estaba contaminada y no conocíamos el motivo, las enfermedades asolaban a los habitantes del valle y los servicios sanitarios estaban de

La Revelación - Wanda- (R)

Sitio web: http://unrincondelalmablog.wordpress.com/ VOLVER A RECOPILACIÓN MAYO, 2023 Miré impaciente al reloj de la estación del tren que marcaba las 9:30. Contaba con el tiempo para llegar a la sala

23 Comments


felgonta
felgonta
Oct 04, 2020

Vespaciano


No he escrito en el último reto.

Espero poder escribir algo coherente que contenga las palabras requeridas sobre una leyenda, en mi caso, argentina.

Cordiales saludos

Like

Vespasiano -
Vespasiano -
Oct 04, 2020

Agradecimientos:

Para María Esther por parecerle valioso el relato y por resaltar el desamparo de la gente corriendo, buscando un refugio para liberarse de ella, o una intervención divina que detenga ese odio sin sentido. Muchas gracias.

Espero que podamos seguir leyéndonos en futuros retos.

Like

Vespasiano -
Vespasiano -
Oct 04, 2020

Agradecimientos:

Para José María por encontrar el relato bien llevado, con naturalidad, y tratar el problema de la violencia racial. Gracias también por la poesía que me regalas. Un fuerte abrazo.

Like

Gracias Vespasiano por visitar y comentar mi trabajo.

El tuyo me pareció muy valioso porque denuncia una injusticia social que se viene arrastrando en el tiempo, y a la que no vemos disminuir, y mucho menos desaparecer.

Sucede a cara descubierta o solapada, en países del primer mundo y en los otros.

Tu relato no esconde, muestra la violencia, el desamparo de la gente corriendo, buscando un refugio para liberarse de ella, o una intervención divina que detenga ese odio sin sentido.


Like

  1. Hola Vespasiano. Te visito cuando he podido con esto de las clases tengo menos tiempo para dedicarme a lo que me gusta ,que es escribir. Gracias por tu comentario has sabido llevar varios temas de actualidad .En una historia tan corta y con toda naturalidad que se lee ,rápido y se entiende .Lo del vir ese silencio de la casa

Te vienen los recuerdos

De personas que faltan

De experiencias pasadas

Entre cierras los ojos buscando

Atrapas por momentos aquel beso

Aquella palabra, aquel amor

Aquel gusto, aquél olor

Eso son recuerdos de un pasado.

Sabes que no volverán.

Tan poco desaparecerán para siempre

Ni se borraran de tu mente.

Cuando vuelva ese momento.

Volverás a cerrar los ojos

Volverán…

Like
bottom of page